martes, 30 de agosto de 2016

Mis Libros Leídos: "Los culpables ", de Juan Villoro.

Villoro, Juan (2008) Los culpables. Edit. ANAGRAMA, S. A. Barcelona, España



“(…) Un hecho improbable, como la combustión interna que puede hacer que un cuerpo o el negativo de una película se enciendan hasta calcinarse: mi preservativo se esfumó en su vagina. <<Una abducción>>, dijo ella, más intrigada que preocupada. Gloria cree en extraterrestres. Yo le interesaba para un revolcón ocasional, pero le interesó sobremanera establecer un contacto del <<tercer tipo>> del que yo había sido mero intermediario. ¿Cómo puede desaparecer un hule indestructible? Ella estaba convencida del sesgo alienígena de la cuestión. ¿Podía quedar embarazada o el condón estaba encapsulado?” (pp. 74 – 75. El Crepúsculo Maya). 

He terminado de leer mi séptimo libro del año: Los culpables, una colección de cuentos que detallan la delicada elocuencia de quienes, para librarse de la verdad que los asedia, se vuelven culpables de sus acciones. Debo decir que éste es el primer libro de Juan Villoro (1956) que leo; me había acercado a uno que otro cuento, pero jamás a un compendio de ellos, así que, ha sido una buena forma de conocer más de cerca al autor.

El libro contiene seis cuentos y lo que parece ser una novela corta, ya que excede la extensión convencional. Las historias, que parecen surgir de la nada, tratan situaciones cotidianas del entorno mexicano, pero no lejanas para el lector latinoamericano. Un mariachi cansado de su éxito, un futbolista al borde del retiro, un ejecutivo que pierde más vuelos de lo normal, un guionista que edita con tijeras para rebanar pollos, un limpiador de ventanas que queda suspendido en un andamio, un viajero que adopta a una iguana y un anfitrión convencido de que los mexicanos sólo matan a sus amigos, cuentan lo que no quieren contar, y se sienten… culpables. 

Realmente, la narración es muy sencilla y el libro se puede leer en tres días. El humor, la ironía y el toque de gracia de los mexicanos se hallan presentes en estas páginas. Recomiendo su lectura a todo buen lector.